martes, julio 15, 2008


Hace tiempo que no me gusta asistir a festivales, macrofestivales o conciertos en recintos grandes. Al último que fuí fue el de Pereza en las Ventas, y por acompañar a una adolescente por la que siento tanta debilidad como para meterme de lleno entre niñatos pasados de sustancias cantando como berracos y empujándome sin pudor.

De esta forma obvié ir al macro bodrio del Rock in Río. A pesar de que actuaban Neil Young , Jack Johnson o Bob Dylan.

El caso es que vi el concierto de Neil Young por la tele. Y ante mi pasmo pude ver como el respeto de la televisión nacional por la MÚSICA es cero. Una leyenda actuando con una vitalidad y unas formas envidiables era repetidamente cortado (y en ocasiones en medio de una canción) por bloques publicitarios interminables o por las bromitas estúpidas de alguno de los presentadores de ese programa musical de TVE que prescindió de su director/creador en la segúnda emisión. (no disparen al pianista).

Me indigné, cabreé y pataleé. La música no debe ser cultura. Que hubiera pasado si nos hubiéramos perdido el gol de torres en la final de la eurocopa por enterárnos de las bondades de un detergente o de unas compresas con alas. Lamentable.

Del macro festival, prefiero no hablar. Tanto bombo y tanta leche para que me castren las pocas actuaciones que me interesan y en cambio malgasten tiempo informando de los famosetes que asistieron. Prefiero Disneyworld.

Me adhiero firmemente al gesto de Johnny Cash en la foto. Va por ustedes, directivos de TVE.

3 comentarios:

Ferruti dijo...

La verdad es que fue lamentable el trato de TVE a una leyenda viviente como Neil Young.

Respecto a lo que dices de los jovenes pasados... Jajajaja!! Yo pese a ser bastante más joven que tú (33 años) pienso lo mismo. A los últimos "macroconciertos" que he ido he decidido verlos sentado en la grada. Eso hice en el concierto que dieron los Rolling en San Mamés hace ya unos años y lo mismo hice hace bien poco en el de The Who en el BEC en Bilbao.

Saludos Juanma!

Alf dijo...

Jajaja, desde luego que se podia esperar! Lo de los locutores era para matarlos. Me interesaba ver algunas cosas pero no lo soporté.

Alf dijo...

Jajaja, desde luego que se podia esperar! Lo de los locutores era para matarlos. Me interesaba ver algunas cosas pero no lo soporté.